perra

perra

martes, 17 de agosto de 2010

El Castigo


María se sienta sosteniendo el teléfono. Su Amo ha colgado, pero ella todavía está sentada sosteniéndolo, sin creer en absoluto lo que acaba de suceder. Desea ser una buen sumisa , pero es duro cuando están separados. Había dejado las pinzas de pezón puestas, según le había ordenado, y había continuado estimulándose. Pero después de casi diez minutos, estaba tan excitada, que se había corrido. Cuando miró el reloj, no podía creerlo, apenas habían pasado diez minutos; su Amo la había ordenado continuar durante una hora antes de permitirle el orgasmo. Pero sabiendo que Su Amo estaba allí, al otro lado del teléfono, una hora era demasiado. Sus pezones estaban doloridos y excitados, los tocó. El dolor era demasiado para soportarlo, así que se quitó lentamente las pinzas. La sensación del dolor en sus pezones después de una hora de sujeción por las pinzas, hubiera sido maravillosa, pero reconocía la desobedecía a las órdenes de su Amo. Le pediría perdón. Era un buen Amo, le conocía, no importaría - pero entonces sonó la llamada telefónica. Él la había "pillado". Sabía de alguna manera que había desobedecido y ahora debía ser castigada. María pensó en su castigo y sonrió; estará un poco enojado, pero después ella le sonreirá, verá sus ojos tristes, y le oirá decir "estoy totalmente apesadumbrada" y él se pondrá tierno, le dirá que está muy triste después de desobedecerle, y que eso ya es castigo bastante, Sí eso es, sabe que su Amo aceptará esto, es bueno y la ama. Empieza a pensar en los castigos que ha tenido en el pasado. No, Su Amo nunca le haría eso. Siente una punzada de miedo al pensar en otros amos del pasado. NO su Amo, él es un Amo que la cuida. Ahora toca sus pezones, las pinzas y el dolor en su corazón por desobedecer a su Amo es mayor que el pellizco de las pinzas. Desobedeció, debe aprender, debe aceptar cualquier castigo que su Amo le imponga. Él es quien la entrena para conseguir lo mejor de ella misma. Desobedeció una orden directa, no puede quedar impune. No intentará irse, está agradecida porque Su Amo dedica su tiempo a su entrenamiento. Su idea de irse de él es vana, sabe que su Amo siempre va un paso por delante de ella. Piensa en otros castigos, cuando su Amo la detuvo a punto del orgasmo, no permitiéndola correrse. Sí, eso es lo que hará. Una visión de una fusta golpeando sus muslos y entre sus piernas, según la ha " amenazado" en el e-mail de hace de algunas noches, flashes en su mente... Si él cree que eso es lo justo, lo aceptará, se lo agradecerá. María ama a Su Amo y está orgullosa de ser su sumisa. Debe aprender a obedecerle, incluso cuando están separados.

3 comentarios:

*YLLE*_SM dijo...

"golpeando sus muslos y entre sus piernas"

Não há golpes mais deliciosos que esses entre as pernas não é mesmo?

Bella dijo...

El Amo siempre sabe lo que es conveniente para su sumisa.
Maravilloso escrito
Esto es intensidad.....
Mis saludos y respetos

bella

Aisha dijo...

Hola,

Estimado webmaster, visité tu web y me encantaria tenerte entre mis enlaces en mis webs amigas de mi pagina de Sexo. Y en algunos de mis blogs eróticos.

Y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con mas visitas.

Espero tu Respuesta.

Un cordial saludo

aishbella@gmail.com

Siempre sumisa

Siempre sumisa

La perra

La perra

Perra domada

Perra domada

ZORRA

ZORRA

Puerta de entrada a lo sadico y perverso

Puerta de entrada a lo sadico y perverso

Sumisa adorable

Sumisa adorable

Simplemente yo

Simplemente yo

Gatita tomando su lechita

Gatita tomando su lechita

Latex y mas latex

Ella

Ella

sumisa obediente

sumisa obediente

Bella sumisa

Bella sumisa

Sumisiòn

Sumisiòn

Sumisa deseosa

Sumisa deseosa

shibari

shibari